Posts etiquetados ‘tragedias del futbol’

Sheffield, 15 de abril de 1989

Es el día que jamás olvidarán los aficionados al fútbol inglés, ya que ese día ocurriría la mayor tragedia hasta hoy del fútbol europeo en cuanto a víctimas mortales (96) todos aficionados del Liverpool FC, y también es el día que cambiaría para siempre la concepción del fútbol y los estadios en Inglaterra.

Se disputaba la semifinal de la F.A Cup (Copa de Inglaterra) a partido único entre el Liverpool FC y el Nottingham Forest, un año antes ya se disputo esta misma semifinal y en el mismo estadio, el Estadio de Hillsborough en Sheffield, un estadio obsoleto en cuanto a sus instalaciones y normas de seguridad. El partido, como todos lo de la F.A Cup era un partido caliente, ya que al disputarse en campo neutral las aficiones de los dos equipos se desplazaban en masa, y la del Liverpool muy numerosa solía desplazarse con mas número de aficionados que entradas disponibles.

La tragedia de Hillsborough se produjo, una vez empezado el partido, con el campo ya repleto con mas de 39.000 aficionados de ambas aficiones, las afueras del campo seguían repletas de miles y miles de aficionados del Liverpool FC sin entrada que se agolpaban en las puertas de los accesos al estadio. La policía ahí tomó una decisión que a lo largo de los años es la que ha creado más polémica, la de abrir los accesos ante la imposibilidad de dispersar a la multitud sin entrada.

El resultado, obviamente fue catastrófico, todos los miles de aficionados sin entrada, intentaron por un único acceso meterse en el estadio a cualquier precio en el fondo donde se situaban los aficionados del Liverpool FC, y ese único acceso se convirtió en una trampa mortal, para los que intentaban acceder y para los que ya estaban dentro que empezaron a amontonarse de tal forma que aplastaban a los que se situaban mas adelante en las gradas cerca de las vallas. Aquí hay la segunda crítica a la policía que no accedió a abrir esas vallas hasta pasados ya muchos minutos, reaccionando muy tarde ante la situación.

La avalancha provocó que la gente se encontrase sin escapatoria y muchos intentaron salir por la grada superior con la ayuda de los aficionados que se encontraban arriba, pero la gran mayoría se encontró atrapada en la grada, el resultado fue el comentado anteriormente, 94 fallecieron en el campo, la mayoría por asfixia, posteriormente muerieron 2 aficionados mas y hubo mas de 800 heridos.

La policía en un primer momento culpó a los aficionados, diciendo que eran aficionados radicales que no se dispersaron, y que la mayoría eran Hooligans e iban borrachos, esta teoría es la que se considero oficial hasta que recientemente han salido a la luz documentos que contradicen la versión de la policía, esta primera versión caló en la sociedad británica, creando un rechazo al aficionado de fútbol en general durante años (más a los hooligans o aficionados radicales), y en especial a la hinchada del Liverpool, una afición ya muy mal vista también en Europa, al haberse visto también involucrada en otra tragedia parecida 4 años antes en la final de la Copa Europa contra la Juventus en la que también fallecieron muchos aficionados Italianos por las avalanchas provocadas por los Hooligans ingleses, algo que costaría la expulsión de equipos ingleses en competiciones europeas durante 5 años, y al Liverpool F.C en concreto 6 años (inicialmente fueron 10 años de exclusión que se rebajaron posteriormente por la UEFA).

Todo esto provocó un cambio en la concepción de los estadios en Inglaterra, se creó una comisión de investigación del asunto, que concluyó con el “Informe Taylor” y una posterior ley del gobierno obligó a todos los clubs a acondicionar sus estadios y accesos a los mismos, poniendo en la mayoría accesos individuales con control electrónico y quitando las vallas de los estadios, para que en casos similares la gente no se agolpara como sucedió en Hillsbrough, así hoy en día podemos ver que en ningún campo de Inglaterra hay vallas que limiten el acceso al césped.

 Anfield en la actualidad, sin vallas

Video de Canal +, explicando la tragedia

En la actualidad…

Recientemente, se han desclasificado muchos documentos (mas de 400.000 paginas de documentación) que concluyen que la policía cometió muchos errores esa fatídica fecha, y que los aficionados no tuvieron prácticamente culpa en lo que sucedió.

Según David Cameron, primer ministro actual del Gobierno Británico, las familias sufrieron una “doble injusticia”: el fallo del Estado, “incapaz de proteger a sus seres queridos” y la que supone “denigrar” a los muertos, sugiriendo que: “de alguna forma, ellos tuvieron la culpa de su propia muerte”. “Lo siento mucho”, concluyó  Cameron. Con una declaración institucional que ha tenido bastante de acto de contricción por lo sucedido. “Las familias han creído, durante mucho tiempo, que hubo un intento de las autoridades por tergiversar lo que pasó. Tenían razón”, ha explicado Cameron, en un gesto de absoluta asunción de culpas. No hay pruebas de que soporten la tesis de que los “niveles de ebriedad o la violencia” de los hinchas del Liverpool fueran exagerados, como tampoco las hay de que “conspiraran para llegar tarde al estadio” o de que robaran a quienes fallecieron.

Cameron, citando el informe, ha explicado que la Policía realizó test sanguíneos de alcoholemia a los fallecidos, que comprobó sus antecedentes policiales para manchar su reputación y que 116 de las 164 declaraciones fueron amañadas para eliminar comentarios negativos sobre los agentes y su comportamiento. Y algo que dolerá más a los familiares: que 41 de las 96 personas que murieron pudieron ser salvadas si se hubiera actuado de otra forma.